dimecres, 1 d’agost de 2012


Pequeña y frágil, como un cristal viejo, o como un cristal que se rompe, en bastantes pedazos, bastantes. ¿Rota? Puede que rota, sí, frágil y rota. Le faltan unos cuantos besos en la espalada y alguna noche larga. Unas cuantas bragas nuevas y algun paquete de tabaco caro. Una revista cutre para passar el rato. Un buen sofá, y alguna película chorra. Un poco de chocolate, para las mañanas tristes. Un cepillo que peine bien, y también un corte de pelo, más moderno. Ver la luna llena pelándose de frío y escuchar algún pájaro. Sentir un poco de adrenalina cuando estrena un coche, o cuando vea algo que le gusta y quiere tener. Un poco de atención quizás, o puede que amor, sí amor. Le falta amor.