dijous, 12 d’abril de 2012










Se gira y me mira con media sonrisa. Es absolutamente preciosa.
Su piel, tan fina, tan suya, tan tocable.
Sus labios, tan rojos, tan puros, tan besados.
Su corazón lleno, lleno de amor.
Mientras me sigue mirando, con la punta de su dedo índice, se saca del labio inferior un poco de pintalabios. Sus labios quedan desnudos. Los labios desnudos para mí, son como flores en el desierto, algo con que no puedo vivir, me matan.
Y pienso; ¿Porqué soy el afortunado de verla? Es casi imposible que una criatura tan hermosa exista. Pero lo es, es real. Y la única respuesta de que la puede ver (ojos abiertos o cerrados) es porqué: la quiero.

1 comentari:

Uve eme ha dit...

Sempre que veig fotos com la primera penso en com molaria poder treure fum de diferents colors, seria tant.. tant maco :') hahaha
Preciós el text -no esperava menys de tu-.
Un petonet!