dimecres, 21 de desembre de 2011

cristales dispersos.

 Ellos en realidad no saben que estoy aquí. Ellos no notan mi presencia, ni mi respiración, nada de latidos, ni los ruidos que hago con los zapotos. Ni mi mover de labios, acariciándomelos con la lengua cuando los tengo cortados, ni tans olo cuando casualmente me pongo el pelo detrás de las orejas. No oyen nada. Y mi fría escapatoria, tampoco la oyen. Soy completamente invisible para ellos. Lloro con fuerza y no saben escuchar mis gritos, y cuando me río lo hago de manera exagerada, y ni así saben que me estoy riendo.
 Me muevo, de un lado a otro, de aveces salto. De aveces canto o bailo, y ni así, ni así me miran. No quiero llamar la atención, no, solo quiero que sepa, que lo sepan, que yo estoy en la misma sala que ellos, y que si yo los escucho, y con muchisima atención, ellos deben escuchar mis tristes frases. Y esque todo debe ser una gran obra si fin, pero mis intentos ha llegar a meta son infinitos. No debería ponerme así, no vale la pena, pero la invisibilidad no existe, no existe... Y si ellos lo ponen como una novedad, la habré de aceptar.
Y lo peor de todo esque, me creo con tantas fuerzas de que ellos no me ven, que al final me voy a convertir en polvo. Polvo suelto, sin lugar alguno al cual esapar. Una sombra muerta, una alma rota.

3 comentaris:

essere felice ha dit...

Me encaantan las fotoos! Pero la que mas la utlimaa:O Me siento super identificada con el ultimo parrafo! Un besaazo guaapa:D

dwarf ha dit...

Me encanta el texto..!
me siento muy identificada con todo, a veces nos sentimos completamente solas aun estando rodeadas de gente.
muak guapa!!

talina ha dit...

wow great blog :)