dimarts, 13 de desembre de 2011

Miedo a la noche


 Hace ya unas semanas que estoy teniendo terribles pesadillas. De esas que puede que no sean gran cosa, pero que se apoderan de mi mente. Hacen que no esté bien. En muchas de las pesadillas sale él, pero eso da igual, no le doy importancia. Lo que más me ha chocado es que hoy he soñado con mi padre, y pasaban cosas fatales, que ahora me hacen quererlo el triple. La verdad es que, mi padre es más un amigo que un padre. Pero ahora, después de eso es más que un padre.
Me levanto a  las seis de la mañana llorando débilmente, y me cuesta volverme a dormir. No sé, espero que solo sea una época de esas que pasan rápido, de verdad que lo espero.

3 comentaris:

dwarf ha dit...

me gusta mucho el texto:)

Car Hendrix ha dit...

Todos tenemos pesadillas a veces,pero no tienen ninguna relación con la realidad,simplemente con lo que nos pasa por la cabeza...

Florencia ha dit...

Las pesadillas son horribles, te entiendo, pero muchas veces nos hacen valorar más las cosas. Benditos sean nuestros sueños, malos o buenos.